29 agosto 2008

Flor de sal Laeso (Dinamarca)

Siguiendo el orden preestablecido nos encontramos con la sal producida en Dinamarca y comercializada con el nombre de Laeso. Fila del medio primera a la izquierda
 
Las salinas para producir esta sal están ubicadas en la isla danesa de Laeso que geográficamente está entre la península Escandinava y la península de Dinamarca, justo al terminarse el estrecho Kategatt y por lo tanto a la entrada del mar Báltico. Las salinas están al sur de la mencionada isla.
En la actualidad hay un pueblo reconstruido en donde están ubicadas las salinas que se pueden visitar.
Es una sal con bastante carácter, es decir fuerte.
La historia de estas salinas comienzan hace unos 900 años cuando el obispo de Viborg fue informado que en Laeso se producía una sal excepcional.
El obispo después de hacer un convenio con su rey y obtener la autorización recibió las tierras en régimen feudal.

Así que pudo comenzar a producir sal. Pero no fue hasta años posteriores que el rey garantizo un cuarto de la isla a la comunidad monástica Cisterciense quienes entre otras cosas eran diestros constructores y planificadores de lo que había que hacer en el futuro.
Los Cistercienses construyeron la Iglesia Byrum, la más antigua de la Isla, el obispo por su parte, todavía le quedaban ¾ partes de la isla construyo la iglesia en Vestero, donde actualmente se conserva la torre y existe un centro culturo/medicinal dedicado a la sal.
Después de 100 años en que los monjes cistercienses estuvieron produciendo sal abandonaron la isla y una vez más el obispo de Viborg volvió a ser el Lord de toda la isla. Los isleños producían gran cantidad de sal y con parte de ella pagaban los impuestos de Viborg,
En 1652 la gente de Laeso tuvo la oportunidad de pagar las taxas en metálico porque la industria de la sal no marchaba muy bien.
En años siguientes se trató de aumentar la producción pero los resultados fueron totalmente negativos y la producción decayó, aunque los isleños no olvidaron producir sal aunque no fuese más que para uso propio, en muchas casas existía el “Cajón de sal” en el que iban poniendo agua salada de Ronner que la ponían al sol, tapando el cajón cuando llovía y por la noche.
La sal precipitada en finos copos en el fondo del cajón.
Actualmente se hacen demostraciones con el “cajón de sal”


 En 1813 durante la catástrofe nacional los isleños planearon producir sal en cantidad suficiente para su venta, pero el asunto no pasó del plan y nada se hizo.
Un siglo más tarde un profesor que conocía muy bien Laeso encontró los lugares donde previamente se había producido sal.
Durante la ocupación de la Segunda Guerra Mundial hubo excavaciones arqueológicas y se encontraron ruinas de más de mil salinas.
Pero nada significante ocurrió hasta 1990 en que los entusiastas Jens Vellev, Hans Langballe y Paul Christensen, trabajaron duro para que hoy se puedan ver las salinas, museo, centro de información y de salud en la zona de Ronner.
En 1991 se comenzó a cosechar sal utilizando los métodos medievales, al principio la estabilidad del proyecto era incierto pero actualmente se producen más de 100 toneladas al año.
La obtención de la sal podríamos decir que es por evaporación artificial del agua, ya que se emplea fuego, para calentarla, alimentado por madera de la zona.
 En la demostración que se hace para los visitantes se puede ver como los cristales de sal se van formando y retirando de los evaporadores de agua.
 Las edificaciones, pequeñas, donde se trabaja están cubiertas con tejados impermealizados a base de hierba y algas, típicas en la zona.
 Una canasta de sal cosechada en Laeso
El agua de donde se alimenta proviene de pozos y según estudios geológicos esta agua proviene de sedimentaciones de sal debajo de las tierras de Laeso que tuvo lugar en los años postglaciales y la capa consiste de uno a dos metros de arena y cascajo que junto con la arcilla la convierten en una capa impermeable en la que ha quedado atrapada el agua salada. La salinidad varía de un 2% hasta un 17%. Estas aguas están saturadas de carbonatos en todas las concentraciones y casi saturación de sulfato de calcio en concentraciones de salinidad inferiores al 10%
El complejo salino de Laeso es visitado aprox. 60.000 personas al cabo del año y por grupos de escolares. Es una fuente de ingresos apreciable para la región.
Se comercializa a unos 8.70 euros el saquito de 200 gramos.


 

Ver información diferentes sales:
Flor de Sal D' Es Trenc, Palma de Mallorca (España)
Flor de sal Marina de Marlborough (Nueva Zelanda)
Flor de Sal Maldon, Essex (UK)
Flor de sal o Sal en escamas Murray River (Australia)
Flor de Sal, Castro Marín el Algarbe (Portugal)
Flor de sal, Sal gris de Guerande (Francia)
Sal de mina de Hallstatt (Austria)
Flor de sal, Sal de Mota y Sal de chuzo del
Valle Salado de Añana (Alava-España)Sal Marina de Sicilia (Italia)
Sal Alaea, Sal roja de Hawai (Archipielago del Pacifico - USA)
Flor de Ibiza (Baleares - España)
Sal del Mar Negro, Black Sea salt
Sal rosa Himalaya, (Montañas del Himalaya - Asia)
Cristales de sal Halen Mon
Flor de Sal de Camargue (La Provenza - Francia)

2 comentarios:

historiainfinita dijo...

Saludos
Tienes una sorpresa:
http://historiainfinita.wordpress.com/2008/08/31/historia-infinita-celebra-el-dia-del-blog-2008/

Apicius dijo...

Hola Historiainfinita:
Muy agradecido por su nominación.
Lo he visto esta mañana y por mi parte no suelo participar en estos premios, así que lo siento no hacer una entrada similar en mi bitácora.
No lo tome a mal, ya que me siento muy halagado y agradecido viniendo de Vd. he visitado su bitácora y me ha parecido excelente por los temas que trata y la forma en que están escritas.
Reitero mi agradecimiento.
Saludos