11 diciembre 2010

El Plátano, algunos datos

El Plátano pertenece al grupo de las zingiberales familia de las Musáceas y la planta no deja de ser una herbácea que forman pseudo troncos que se asemejan a los troncos de las palmeras, pero a diferencia de éstos, los pseudo troncos no se lignifican.

Hay diferente variedades de plátanos comestibles, entre los que tenemos plátanos comestibles crudos (Musa cavendishii), los bananitos o plátanos enanos (Musa x paradisiaca) y los plátanos machos o para cocer (Musa paradisiaca). Al plátano macho también se lo conoce como "plátano de guisar o hartón", más grande y menos dulce que el resto de variedades de su misma familia. La clasificación de estos tres tipos de plátanos es muy general. Por ejemplo en Canarias (el mejor plátano del mundo) hay cinco variedades de plantas de plátano (Gran enana, la Gruesa palmera, la Zelig, la Brier y la Johnson negra.).
El hallazgo del plátano se lo quieren atribuir los ingleses en las Islas de la Polinesia donde crecía espontáneamente, se ve que no habían leído a los clásicos antiguos, ya que Plinio el Viejo describía su hallazgo en Asia durante las campañas de Alejandro el Grande.
Por lo tanto el plátano tiene su origen en el Asia meridional, siendo conocido en el Mediterráneo desde el año 650 d.C.
En el siglo XIV pasó al continente Africano procedente de Madagascar y se extendió su cultivo por África, a las Canarias llego de Guinea Ecuatorial en el siglo XV.
Una vez consolidado su cultivo en las Islas Canarias, los españoles de la mano del obispo español Tomás de Berlanga, fue llevado, el dorado fruto, a Santo Domingo en 1516.
Es curioso sin embargo que en las culturas hebrea y egipcia no aparezca tan importante alimento, lo que hace pensar que desde su origen hindú o chino, su cultivo no se expandiese hacia Europa hasta los albores de nuestra era, sin duda debido a la dificultad de su explotación y transporte.
El plátano macho y el bananito son propios del Sudoeste Asiático, su cultivo se ha extendido a muchas regiones de Centroamérica y Sudamérica, así como de África subtropical; constituyendo la base de la alimentación de muchas regiones tropicales. El plátano es el cuarto cultivo de frutas más importante del mundo. Los países latinoamericanos y del Caribe producen el grueso de los plátanos que entran en el comercio internacional, unos 10 millones de toneladas, del total mundial de 12 millones de toneladas. Es considerado el principal cultivo de las regiones húmedas y cálidas del sudoeste asiático. Los consumidores europeos lo aprecian sólo como un postre, pero constituye una parte esencial de la dieta diaria para los habitantes de más de cien países tropicales y subtropicales.

4 comentarios:

lola dijo...

pues si que hay variedad de platanos yo creia que solo habia los de comer y los de cocinar, todos los dias se aprende algo


¡¡gracias por ilustrarnos , besos¡¡

Apicius dijo...

Gracias Lola por la visita y dejar un comentario.
Active, si lo desea, la herramienta de seguidores.
Creo que ganará más de un lector.
Saludos

Viena dijo...

Me encantan estas entradas sobre los alimentos, profundizando y ayudándonos a conocerlos mejor.
Siempre me sorprendo cuando investigo algún alimento, comprobar cómo en la antiguedad, se han ocupado de ello, cómo han tenido su lugar dentro de la filosofía, de la religión, vamos, del mundo espiritual.
El plátano por ejemplo, ha tenido en el mundo oriental un simbolismo de fragilidad, es curioso, seguramente porque no es un árbol, sino una herbácea, como bien dice en su entrada. Hay pinturas en China, clásicos, que muestran a un sabio meditando sobre la impermanencia de las cosas, estas pinturas están llenas de simbolismos y este sabio, se ve al pie de una platanera. Igualmente Buda, lo ve como símbolo de la fragilidad y de la inestabilidad y dice en el Samyutta Nikaya: "las construcciones mentales son iguales a un banano".
Esto siempre me ha llamado la atención por un hecho también curioso, vea si no, y es que a las tortugas, que comen todo tipo de vegetales, el plátano les sienta como un tóxico, no se les puede dar. Pensaba que las tortugas son animales tan longevos, tan estables, tan lentos en sus funciones vitales, que es como si la impermanencia de ese simbolismo del plátano les sentara mal.
Bueno, más datos si usted me lo permite: Parece que el primer documento que trata del plátano y su valor alimenticio, es del año 303 antes de Cristo. Luego, Plinio lo citará como alimento ya utilizado por los antiguos en la India.
Se dice que a Napoleón Bonaparte le gustaban mucho.
En cuanto a su valor energético y nutricional, el plátano creo que debe su mayor valor en el contenido de calcio, un calcio orgánico que el organismo puede usar prácticamente en su totalidad. Además contiene nutrientes muy interesantes y en cantidades, que sería muy largo enumerar.
Una última curiosidad, la platanera fue llamada en el siglo XVIII árbol de Adán y Eva andaluz.
Apicius, muchas gracias por estas entradas.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Gracias Viena por los datos que aporta, los paso a mi archivo.
Reitero mi agradecimiento de tenerla como lectora.
Saludos